Bolívar Genio

BOLIVAR GENIO
Por: Jorge Mier Hoffman

Bolívar: “Hay hombres que necesitan estar solos y bien retirados de todo ruido para poder pensar y meditar; yo pensaba, reflexionaba y meditaba en medio de la sociedad, de los placeres, del ruido y de las balas. En medio de mucha gente me hallaba con mis ideas y sin distracción”

El cerebro se divide en dos hemisferios, cada uno de estos tiene funciones específicas; algunas funciones tienen sus mecanismos neuronales localizados en una de las dos mitades. En los humanos, la función más obvia es la del habla y el lenguaje, la mayoría tienen en el hemisferio izquierdo estas funciones, contrario a los zurdos en las cuales se ubican en el hemisferio derecho.

Al hemisferio cerebral derecho se le atribuyen las habilidades espaciales y visuales (por ejemplo, la facultad de imaginar en el interior figuras y formas) la creatividad, las emociones, la capacidad de síntesis y el talento artístico, mientras que al hemisferio cerebral izquierdo, el lenguaje, la escritura, el pensamiento analítico y la lógica.

Los hemisferios cerebrales determinan la condición de zurdo o derecho de los seres humanos, donde menos del 5 % es zuerdo y el resto de la población sólo manipula objetos con la mano derecha

A lo largo de la historia los zurdos se han considerado inferiores. La iglesia Católica declaró a los zurdos sirvientes del Demonio, durante generaciones, los zurdos que iban a las escuelas católicas, eran obligados a convertirse en diestros. En el cristianismo, sólo la mano derecha puede bendecir, y el Diablo suele ser retratado como zurdo, manipulando el “tridente” como símbolo del infierno; razón por la cual, en la Biblia hay más de 100 referencias favorables a la mano derecha y unas 25 desfavorables a la izquierda.

En el Islam, todo lo que provenga de la mano izquierda se considera impuro, y según algunas costumbres del Oriente Medio, con ella se debe sostener el papel higiénico… En un tratado de psiquiatría de 1921, el ser zurdo se lo consideraba como sinónimo de demencia, y en los años 60, se relacionaba con la dislexia.

Los incas del antiguo Perú consideraban una señal de buena suerte la presencia de una persona zurda. Los nativos de Nueva Guinea nunca tocan con su dedo pulgar izquierdo los vasos, por la creencia de que podrían envenenar los brebajes que contiene. Las mujeres Maoríes ondean sus ropas matrimoniales con la mano derecha, ya que la mano izquierda podría profanar sus ropas como augurio de mala suerte… y hasta hace pocas décadas, en Japón una esposa zurda era suficiente motivo para un divorcio.

En algunas regiones del planeta, los pájaros que vuelan hacia la izquierda representan mal agüero… Pitágoras recomendaba entrar a los lugares sagrados “siempre por el lado derecho, que es divino, y abandonarlos por el izquierdo, que representa lo disoluto”


Descubrimientos científicos han demostrado que la capacidad de manipular las dos manos en iguales actividades, es posible por el uso de los dos lóbulos cerebrales que permiten la coordinación y fluidez de ambas manos. La mayoría de los humanos sólo utilizamos la mitad del cerebro como centro neurológico que estimula y coordina la capacidad muscular, y unos pocos superdotados tienen la habilidad de maximizar su capacidad cerebral, y por consiguiente, su capacidad de análisis y observación, le permiten percibir el mundo que los rodeas de una manera distinta… Esa cualidad, más que una técnica, es propio de personas que hacen mayor uso del potencial cerebral, que del resto de los seres humanos que sólo pueden manipular objetos con una sola mano. Bolívar era un ambidextro sobresaliente: tenía la facultad de escribir con la misma fluidez con la mano derecha que con la izquierda, se afeitaba, manipulaba objetos que exigen gran precisión, y su edecán Ibarra, aseguró haberlo visto maniobrar la espada con ambas manos:

“Durante la derrota que sufrió en Barquisimeto, Bolívar enfrentaba a los enemigos con su sable en la mano derecha, y cuando la ocasión lo exigía, se pasaba la espada a la izquierda, para continuar el combate con la misma agilidad, que sorprendía aún más al enemigo”

Esta evolución genética, nos permite asegurar la genialidad de Bolívar: un hombre que escribió más de once mil cartas durante su Gesta Bolivariana, de las cuales sobrevivieron apenas cuatro mil… Sus escritos constituyen obras maestras de la filosofía humana, cuyo contenido perdurará por los siglos de los siglos… Leer a Bolívar, es toda una técnica, como se requeriría para ojera la Sagrada Biblia… No basta interpretar su contenido dentro del contexto de la lectura y el tiempo de su inspiración… Para comprender el mensaje subliminal que nos legó el Padre de la Patria Americana, es necesario desprenderse de los prejuicios, de las pasiones, de la influencia de muchos historiadores, y ubicarse en el futuro de hechos y sucesos que vivimos al momento, e inclusive con expectativas hacia el futuro incierto de América… Cada palabra de manera inusual se ubica en el pasado con ingredientes del presente para proyectarse hacia el porvenir… En una época donde la frase rebuscada y el anglicismo en prosas y versos, hacían de la lectura un tema elitesco, Bolívar escribía para todos, en un lenguaje llano, que hoy no sorprende por su sencillez, pero que en su tiempo resultaba original e innovador… En su época, el castellano clásico constituía la estructura gramatical de los escritos, con altos ingredientes del español de castilla, propio de la influencia latina y romántica de esos tiempos; sin embargo, Bolívar hacía gran uso del refranero popular y la estructura gramatical del leguaje pueblerino, sin importar el destinatario de sus cartas. Sólo así puede ser interpretada su visión de un mundo borrascoso, cuya originalidad interpretativa hace difícil su comprensión y aún sorprende por la visión profética que nos legó ese ilustre venezolano…

No se trata de endiosarlo ni mucho menos, sino de aceptar que era un genio..!

Bolívar fluía con sus pensamientos… Todo lo que pasaba por su mente de inmediato se ponía en práctica o quedaba escrito para el mañana

Mientras la mayoría requiere del sosiego y la soledad para que fluyan las ideas, en Bolívar el BAILE..! agitaba su cerebro en un torrente de energía creativa sorprendente… Durante sus campañas militares, cualquier excusa justificaba una celebridad…! En cada villa, pueblo o caserío, se organizaban bailes para honrar a tan ilustre visitante… si la pareja le correspondía, Bolívar bailaba toda la noche, suspendiendo por algunos instantes su incansable movilidad, para dictar ordenes, cartas o simplemente legar un pensamiento… Bolívar decía que las notas musicales de un buen “vals”, incitaban la creatividad y estimulaban su imaginación. Mientras giraba y giraba envuelto en armonías creativas, sus amanuenses (escribientes), esperaban pacientemente al genio creativo.

 

Fernando Bolívar, su sobrino predilecto, y quién mejor supo interpretar al Libertador, escribía y escribía sin interrumpir las palabras que brotaban de su vos, con una sorprendente fluidez y coherencia interpretativa, como si en lugar de improvisar, estuviera leyendo un magistral libro de Filosofía Universal, que daría a cada tema un toque personal… En más de una ocasión, dictaba dos y tres cartas al mismo tiempo, que requerían de varios escribientes, que se alternaban la escritura, mientras Bolívar como un director de orquesta ordenaba cada instrumento… Pero lo más sorprendente lo escribió su edecán Francisco O´Leary:

“(…) en algunas ocasiones, sus innumerables funciones lo obligaban a suspender por momentos el dictado, pero luego de varias horas, volvía al dictado en el último punto donde se detuvo, sin necesidad de consultar a sus amanuenses”

Tal fue la importancia que para Bolívar tenía el conocimiento y la información, que ordenó que todo decreto y código de ley, fuese interpretado por el más humilde ciudadano; y sólo así, se podía publicar la norma jurídica, bajo un principio de elemental lógica jurídica; decía Bolívar: “Antes de cumplir la Ley, primero hay que dar conocer su contenido”; un sabio consejo que dejó de aplicarse con la muerte del Libertador… El Padre de la Patria tuvo la grandeza de visualizar naciones americanas libres y autosuficientes, como la única manera de frenar al Poder Supremo que no cesará sus intenciones de esclavizar al Nuevo Mundo; Bolívar:

“Yo quiero que la Europa y la América del Norte se convenzan de mi horror al Poder Supremo, bajo cualquier aspecto o nombre que se le dé”

 

El 22 de junio de 1826, dos años después de haber sido convocados por el Libertador, se reunieron en el recinto de la Sala Capitular del Convento de San Francisco de la Ciudad de Panamá, los representantes plenipotenciarios de las entonces repúblicas de Colombia, de la República Federal de Centroamérica, de México y de Perú, hoy conformadas por 11 naciones independientes. Concurrieron también observadores enviados por la Gran Bretaña y los Países Bajos a ese Primer Congreso de Estados Americanos. Las vicisitudes que rodearon la posible presencia de Estados Unidos son ya conocidas.

Es el Congreso Anfictiónico de Panamá, convocado por el Libertador en su genio profético de enfrentar a las grandes potencias que dominarían al mundo

Éste era el resultado de un esfuerzo emprendido cuatro años atrás, cuando, tal y como lo hiciera en la campaña libertadora, Bolívar lideró un proceso de alianzas entre las nuevas repúblicas que diera sustento a la supervivencia de los jóvenes estados. Dos días antes de la Batalla de Ayacucho que sellaría la independencia de las colonias españolas en América del Sur, el libertador invitó a los gobiernos de las entonces Repúblicas de Perú, México y Colombia a una reunión diplomática que daría inicio y concretaría el proceso de alianza iniciado. A dicha reunión se unirían la República Federal de Centro América, Chile y las Provincias Unidas del Río de la Plata; Colombia extendió invitación a los Imperios Británico y Brasilero, a Francia y a Holanda, y junto con México y Centro América llamaron a participar a los Estados Unidos.

Así, y a pesar de los azarosos medios de transporte de la época y de las inclemencias climáticas de las que sólo sabe el trópico, tuvo lugar el primer encuentro de naciones americanas recién liberadas que por primera vez se reunían en torno a la idea de la América unida que visionó Bolívar, reunión de plenipotenciarios que daría lugar a la Organización de Estados Americanos, OEA.

Si bien es cierto que el héroe venezolano expulsó al Poder Supremo para crear seis naciones sobre extensos inhóspitos territorios, no hubo un sólo rincón en el continente que no sintiera su fuerza, influencia y su energía de emancipación… Su fama se hizo universal… Su nombre era mítico… Sus hazañas formaban parte del coloquio popular, con ingredientes de fantasía y magia para explicar la genialidad de sus aventuras:

“Un Bolívar cabalgando entre las nubes en su corcel blanco, empuñando rayos que lanzaba contra los monstruos españoles, se describía en la narrativa de cuentos y leyendas populares”

Si Jesucristo fue el Mesías de las almas católicas, Bolívar fue el salvador de las almas oprimidas por el yugo imperialista e instrumento de justicia para vengar el exterminio de las civilizaciones más fabulosas que ha conocido la raza universal… Su sabiduría colmaba de respuestas y soluciones las exigencias de un pueblo sumido en la miseria de la guerra…

 

En el ápices subliminal de la consolidación de la Gran Colombia, cuando debía atender miles de asuntos complejos como presidente de Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia, una delegación acompaña al Libertador a la cima del cerro de plata “Potosí”, símbolo de la riqueza del imperio español: el General Alvear y el Dr. Velez le piden que vaya con su ejército a Paraguay y Uruguay a liberarlos de la opresión; ya Argentina requería de sus servicios para consolidar la independencia; Puerto Rico reclamaba sus servicios; México le pedía consejos para consolidar su independencia; Cuba lo reclamaba con urgencia; Florida lo esperaba en apoyo a su liberación de Estados Unidos; Centro América utiliza sus preceptos bolivarianos para proclamar su independencia; y una delegación del Brasil solicita con urgencia de sus servicios como LIBERTADOR..! Un título que va más allá de la comprensión humana y que ya había inmortalizado a Simón Bolívar… Todas las naciones americanas querían transitar ese camino de libertad que sólo el Genio de Bolívar era capaz de vislumbrar en la intrincada selva de la esclavitud sembrada por un Imperialismo Salvaje.

De la vida y obra de Simón Bolívar miles de líneas se han escrito desde su primera biografía publicada en 1818, y más tarde complementadas por Rafael María Baralt como el primer historiador de Venezuela. Los más osados escritores han profundizado en la genialidad del Libertador, para convencer a millones de personas de seguir su ideal revolucionario… Pero mientras más nos acercamos al hombre, más nos alejamos de comprender su dimensión humana.

La genialidad de Bolívar estuvo en hacer realidad lo que otros pensaban..!

Hacía prosperar la tierra en los terrenos más estériles… Construía pueblos de la nada… Convertía en aguerridos soldados a los sumisos pobladores… Hizo de la revolución una religión que sacrificó a millones de personas por un ideal… Con su espada conquistó los más poderosos ejércitos del planeta, y con su pluma edificó una estructura jurídica para cinco naciones… A la óptica actual, la mayoría de los estudiosos tratan de encontrar al hombre de carne y hueso, con la arrogancia y la pretensión de compararlo con nuestra forma de pensar y actuar, y ese ha sido el mayor sacrilegio que se le ha hecho a su figura, utilizada como un símbolo patriótico por muchos gobernantes; sin embargo, y aunque a muchos les duela, en el momento culminante de la emancipación americana, Bolívar fue endiosado por las masas populares desprotegidas y marginadas en la esclavitud, quienes lo siguieron ciegamente, sacrificando sus propias vidas y las de sus hijos por un ideal bolivariano; algo que dista mucho de liderazgo de muchos pseudo líderes que pretendieron y aún pretenden cautivar la atención del pueblo.

 

La mirada de Bolívar era hipnótica e inspiraba a su vez respeto, seguridad y admiración; como bien dijo Páez: “Sus ojos retintos centelleaban continuamente, trasluciendo toda la gama de sentimientos y emociones del que era capaz aquel hombre de corazón al descubierto. Sus ojos son sus dos principales distintivos”… La imponente personalidad de Bolívar contrastaba con su pequeña estatura de 1,67 m, lo que hacía más impactante su presencia en cualquier escenario… De su imagen poco se sabe, no obstante las miles de representaciones que de él se han hecho, desde que el pintor más representativo de la época Juan Lovera diera a conocer los rostros de nuestros próceres; sin embargo fue Carmelo Fernández, un sobrino de Páez quién a los once años de edad, conoció en el pueblo de Achaguas al Libertador, y pudo plasmar su imagen que hoy simboliza nuestro signo monetario… El Bolívar

 

El líder de la revolución se trasformaba en un hombre del mil facetas: Estadista, Militar, Político, Diplomático, Constitucionalista, Planificador, Economista, Arquitecto, Ingeniero, Sociólogo, Arqueólogo, Estratega, Estadista, Abogado, Escritor, Filósofo, Guerrero, Deportista, Poeta, Juez y Profeta … y lo más sorprendente, es que en cada una de ellas era sobresaliente, único, innovador e inimitable… Como diplomático escudriñaba a su interlocutor con mirada profunda, capaz de develar las más intrínsecas intenciones… Ante él, se tenía la sensación de que nada ni nadie era capaz de interesarle, y al mismo tiempo envolvía con su atención… Poseía una mente fotográfica que utilizaba en las arduas travesías para retar en apuestas a los oficiales: cada accidente del terreno, árbol o piedra, los describía de manera asombrosa… Hablaba tres idiomas, español, francés e inglés… No olvidaba una fecha, rostro y era capaz de leer de memoria una comunicación… Bolívar vivía el pasado, el presente y futuro. Su don profético lo acompañó hasta su muerte; sabias palabras que en su momento no tenían sentido pero que cobran vigencia al correr del tiempo:

“Ciencias, artes, industria, cultura, todo lo que en el día hace la gloria y excita la admiración de los hombres en el continente europeo volará a América. Pienso que en el futuro, los americanos ansiosos de paz, ciencias, arte, comercio y agricultura, preferirán las repúblicas a los reinos. Nuestro futuro está en la correcta enseñanza de nuestra historia, nuestro arte y las ciencias”

Al referirse al futuro de Venezuela, el Libertador pudo visualizar una patria sometida a la dictadura partidista bajo la manipulación electoral de una farsa “Democracia Representativa”, que le quitaba al pueblo el sentido de la democracia a través de la “Participación”… Bolívar: “La República se va a dividir en partidos políticos; por ello prefiero el destierro y la muerte”… Bolívar era un amante de las empresas imposibles y crédulo de la perfectibilidad humana… Era meticuloso hasta lo obsesivo en la administración de las finanzas del Estado… Para Bolívar el peor crimen era la corrupción, y por consiguiente se imponía el peor castigo… Bolívar: “El que roba al Estado está robando al pueblo y se roba así mismo… Todo individuo que se aprendiere robando, será pasado por las armas previo un consejo verbal… La pena capital se ha establecido por bandos del ejército para los que roben aunque sea el valor de un real; igual sanción capital recaerá sobre el empleado que por tolerancia o culpable disimulo, permitiere se usurpen los intereses del Estado y tenga parte de la usurpación”… El 11 de septiembre de 1821, desde Puerto Cabello, declara la guerra contra la corrupción: “Todo aquel que fuese convencido de haber defraudado los caudales de la renta nacional, será pasado por las armas y embargados sus bienes para deducir los gastos y manejos que originen. Sufrirán las mismas penas, todos aquellos jueces o personas a quienes por su parte toque aplicar o ejecutar esta Ley, siempre que se les pruebe haberla mitigado a favor de los delincuentes, por conveniencia, parcialidad o cualquier otra causa”

Bolívar amaba las grandes empresas, los sueños irrealizables y el predominio de los ideales sobre la dura realidad que lo circundaba… Bolívar fue un romántico capaz de convertir fantasías en realidades… Se imponía retos irrealizables para cualquier mortal, como cuando emprendió la famosa Campaña Admirable que instauró la Segunda República en menos de siete mees; y luego sorprendió al ejército español en la Batalla de Boyacá, atravesando la temible y mortal Cordillera Blanca por el Páramo de Pisba a 3900 metros de altura, donde el realista José María Barreiro fue sorprendido por la genialidad de Bolívar, ante una hazaña suicida que aún hoy sería irrealizable… En circunstancias adversas, su ingenio superaba la imaginación de sus oficiales en originalidad y estrategia: En la retaguardia, colocaba todas las reses que servían de alimento al escuadrón, y a la orden de avanzar, una nube de polvo en el horizonte desconcertaba a los españoles, quienes ante el ruido y la polvareda corrían despavoridos y en retirada, por el temor a la arremetida de un millar de soldados, cuando en realidad, eran unos pocos jinetes que corrían al frente de una columna de reses asustadas..! al final… las risas de sus hombres y los gritos de… Viva el Libertador..! hacían honor al hombre que convirtió la guerra en un culto a la inteligencia…

 ¿..Pero contra quien luchaba Bolívar..?

Luchaba contra un imposible..! nada más y nada menos, que contra la potencias más poderosas y aguerridas del planeta, que contaban con pelotones de soldados entrenados para la guerra y conducidos por los más brillantes generales de la milicia europea… Luchaba contra un ejércitos que liberó a Europa del invencible ejército francés en la famosa batalla de Waterloo, que puso fin a las pretensiones de Napoleón Bonaparte de dominar al mundo… Bolívar llevaba a cabo una guerra desigual y a muerte contra el Imperio Borbónico, tronco degenerado de una antigua hegemonía mundial que contaba con ejércitos entrenados, mercenarios de la guerra, flotas de barcos cañoneros, lo más moderno en equipo militar, recursos económicos ilimitados, y el apoyo incondicional de la Santa Iglesia Católica como su principal aliado… y aún con todo ese poder infinito, Bolívar salió victorioso..!

Bolívar fue un hombre de convicciones temerarias, decisiones inmediatas y de un entusiasmo contagioso cuando tenía que socorrer al pueblo… Respondiendo al llamado de auxilio, Bolívar hace caso omiso al Congreso Colombiano y el 1° de septiembre de 1823, llega al Perú dispuesto a dirigir personalmente las acciones militares… Esta actitud fue rechazada enérgicamente por Santander como presidente encargado de la Gran Colombia, quién se negó a enviarle los recursos solicitados… Sus enemigos tomaban la palabra en el Congreso para descalificar su imagen y apostaban al fracaso de la misión en el Perú… Por los momentos, esto no era lo que preocupaba a Bolívar… Solucionar la crisis del Perú era más importante ante la arremetida de un ejército sanguinario de 10 mil realistas que se preparaban a invadir la nación… Lo primero que hizo fue evacuar Lima para trasladar la capital a la población de Trujillo… En once meses organizó el Estado para hacerlo más eficiente: eliminó los empleos inútiles logrando un ahorro en el Tesoro; mediante un Plan Maestro logró concentrar la producción agrícola y pecuaria, construyendo silos de acopios especiales para alimentar su ejército improvisado de 8 mil hombres e igual número de bestias; dictó importantes leyes y decretos para organizar la educación, la salud y la sociedad en general; organizó el trabajo productivo que ponía a trabajar a todos los ciudadanos; dirigió personalmente programas de entrenamiento militar intensivo y construyó fábricas de equipos militares requeridos para la guerra… La genialidad de Bolívar quedó evidenciada cuando un día al levantarse de su asiento, se rasgó el pantalón con un clavo..! al examinarlo se percató que era de estaño, material que requería para soldar los implementos militares… de inmediato ordenó recoger todos los clavos del pueblo… En pocos días no quedó casa, comercio, oficina, ni iglesia, con una silla con clavos de Estaño… Durante su estadía de tres años en el Perú, logró desarrollar un Plan de Gobierno que hoy envidiaría cualquier nación del continente. Propulsó la educación primaria, media y universitaria, creó Escuelas de Ciencias y Arte, dignificó la carrera militar y emitió un sin número de leyes para lograr la justicia y la igualdad entre los hombres. En la economía, propició la Reforma Agraria, tecnificó la minería, impulsó el comercio y estableció un sistema de Seguridad Social por primera vez en América.

 

Sus dos proyectos de Constitución para Bolivia y Perú, son obras magistrales de la legislación y el derecho internacional, donde por primera vez esos países conocían una Carta Magna ajustada a la idiosincrasia del pueblo, al género de vida de sus ciudadanos, a los recursos del país, su cultura y a la tipología de la nación… y todo esto lo hacía Bolívar luego de sobreponerse cada día a los obstáculos e ingratas noticias referidas a: derrotas, guerras, deserciones, enfermedades, miserias, atentados, injurias y conflictos políticos que aquejaban a: Venezuela, Colombia, Bolivia, Perú y Ecuador, más lo conducente a la dirección de la guerra con el imperio español, sin descuidar los aspectos diplomáticos que exigían una atención especial… Cómo podía atender tantos asuntos trascendentales y tan complejos..? es algo que no tiene explicación..! Su capacidad de estudio, trabajo, análisis, planificación, organización, en todo lo militar, político, social y legal, eran complejos y variados que atendía al mismo momento sin importar las enormes distancias en miles de kilómetros que debía recorrer, en un ambiente de guerras, atentados y conspiraciones…

 

A caballo, se desplazaba miles de kilómetros cada mes, para atender las exigencias de naciones bajo su control, tiempo que dedicaba para mantener un contacto por carta con amigos y familiares… Años atrás, el ingenio de Bolívar quedó más que evidenciado, cuando a finales de enero de 1819 debe regresar a Angostura para instalar el Congreso que consolidaría la unión americana… Esta miserable región de Guayana, había sido lograda por el infortunado Piar luego de la Batalla de San Félix. La invención de Angostura por Bolívar fue un delirio que motivó las más fervientes críticas, removiendo todo lo que era cenizas de una revolución patriótica. Angostura va a ser el más fabuloso teatro de luchas, clarividencia y genialidad del Libertador. Era un pueblo perdido a orillas del Orinoco. Una soledad de cientos de kilómetros de selva… Pero Bolívar ha resuelto montar allí su Teatro de Independentista para impresionar al mundo: la instalación de Augusto Congreso que decidiera la suerte de América, la publicación de un diario al mejor estilo londinense llamado “Correo del Orinoco” que divulgara el pensamiento bolivariano, la dirección de un Gobierno que se entendiera con embajadores de todas las naciones del hemisferio y lo más inverosímil, sería el lugar de donde partiría el ejército que fundaría otras cuatro naciones..! Angostura fue un sueño hecho realidad, que sólo podía ser concebido por un genio… Reclinado sobre su hamaca en la flechera que lo conducía desde el río Apure hasta el ancho Orinoco, Bolívar dictaba sin parar su Constitución. Inspirado en la majestuosidad selvática del Amazonas y sus sueños de libertad y prosperidad, idealizaba un instrumento jurídico que tuvo el inconveniente de estar proyectado en el tiempo para una nación que existiría en un milenio distinto al que vivía el genio universal. Fue un compendio jurídico que hacía justicia a la raza americana bajo la concepción histórica de una nación libre y autosuficiente para decidir su destino en un ambiente de profunda felicidad. Bolívar y sólo Bolívar en siete días redactó toda una legislación que ha merecido los más elogiosos comentarios por constitucionalistas universales, el cual fue escuchado por más de cien asistentes y hoy es texto obligado para los internacionalistas, estudiosos del derecho e historiadores:

Dichoso el ciudadano que bajo el escudo de las armas de su mando ha convocado a la Soberanía Nacional para que ejerza su voluntad absoluta… La reunión de la Nueva Granada y Venezuela en un gran Estado, ha sido el voto uniforme de los pueblos y gobiernos. Volando por entre las próximas edades, mi imaginación se fija en los siglos futuros, y observando desde allá, con admiración y pasmo, la prosperidad, el esplendor, la vida que ha recibido esta vasta región, me siento arrebatado y me parece que ya la veo en el corazón del universo, extendiéndose sobre sus dilatadas costas entre esos océanos, que la naturaleza había separado, y que nuestra patria reúne con prolongados y anchurosos canales… Ya la veo servir de lazos, de centro y de emporio de la familia humana”

El preámbulo de esta obra literaria con más de cinco mil palabras, impacta no sólo por su contenido poético y prosas surrealistas, sino por los aspectos jurídicos y de estructuración legal, donde destaca la originalidad, la perfectibilidad e innovación, donde se tratan aspectos que sólo hoy pueden ser interpretados bajo la óptica de la jurisprudencia internacional y de los Derechos del Hombre… Previo a la instalación del Augusto Congreso, Bolívar envió a Palacios Fajardo el texto para su corrección… Fajardo respondió en una nota: “El español de usted es selecto, cadencioso y elegante, y el colorido de su discurso, me parece el jardín de los pintores”… Diez meses más tarde, Bolívar daba su discurso en Nueva Granada el 14 de diciembre de 1819, cumpliendo así su promesa de liberar esa patria con la victoria en Boyacá… Por todo ello, debemos leer al Genio..! Leer a Bolívar es conocer el pasado para enfrentar el futuro… Leer a Bolívar es la manera de honrar al hombre que nos entregó la patria y lo menos que le debemos a quién dio su vida por nuestra libertad… Leer a Bolívar es introducirse en un mundo fantástico y misterioso que se ha ocultado de América… Leer a Bolívar es una experiencia maravillosa e inolvidable… es develar el enigma americano… es encontrar la respuesta a todo los problemas del continente… Bolívar trazó la salida a la crisis americana para saber que hacer con esta inmensa responsabilidad de ser herederos de la sangre bolivariana… Bolívar es la esperanza, el camino y todas las respuestas… Bolívar es Venezuela… Bolívar es América… Como bien Bolívar decía:

“El patriotismo es un fuego sagrado que no puede estar oculto; y en tanto se extiende en un sentido verdaderamente puro, tanto más habrá ganado la felicidad del país, cuya moralización demanda extraordinariamente
todo paternal cuidado”

Basta evaluar la gesta libertadora que fue posible, gracias a la genealidad de Bolívar, para reconocer que Bolívar fue un genio..! Un genio de la creación, un genio de la acción y un genio para llevar a cabo una empresa superlaitiva de inconmensurables resultados; como decía Blanco Fombona:

“Para realizar su obra se convirtió en soldado, y como soldado llevó a cabo una empresa superlativa. No había opinión pública: él la creó..! No habían pueblos: él los fundó..! No había gobierno: él lo estableció..! No había raza homogénea: él la amalgamó y le dio ideales..! Bolívar logró lo imposible: crear de la nada”

Para medir el grado de inteligencia y genialidad, se debe considerar que la Escala Binet, adoptada por Mensa, asignó 100 puntos como el promedio básico del cociente de inteligencia, o CI, significando el que una persona con más de 130 calificaría como genio, mientras al otro extremo del espectro una con menos de 70 estaría más próxima a la condición de tarada. Lo anterior lo designa el gráfico que se conoce como Curva de la Campana, el cual determina que mientras que el 50 % de la población ocupa la franja localizada entre 90 y 109 puntos, denominable como promedio, y el 16 % se sitúa entre 110 y 119, o promedio alto, un 7 % clasifica dentro de los 120 a 129, nivel estimado como superior, y al 2 % más elevado, con más de 130 puntos, se le designa como muy superior, o nivel propio del genio. A la inversa, aproximadamente un 16 % de los habitantes, con 80 a 89 puntos, es clasificado como con promedio bajo, mientras un 7 %, con 70 a 79, como muy bajo, y el 2 % del extremo opuesto de la escala, con menos de 70 puntos, es calificado como extremamente bajo, hallándose bajo dicho nivel desde los retardados mentales hasta quienes estén en estado de coma.

Con el auxilio de universidades e instituciones del mundo, Mensa determinó que con 110 puntos el Japón es el país con el cociente promedio más alto y Burundi, con 68, el del más bajo, mientras a macroescala los pueblos del Oriente Lejano median 104, los europeos occidentales, el estadounidense y el canadiense 98, los del Oriente Medio y Cercano 87, del Sudeste de Asia y el Pacífico Sur 86, de América Latina y el Caribe 85, de África del Norte 79, y de África Negra 70. Sin embargo, nuestros promedios fluctúan entre los de Costa Rica, Argentina y Uruguay con 89, y los de los países andinos con apenas 78, a 8 puntos del África Negra y a escasos 10 de Burundi, una situación que muy peligrosamente nos aproxima al nivel más bajo de la inteligencia humana.

Lo anterior muestra que los hombres no son iguales, como alguna gente religiosa supone y pseudocientíficos producto del dogmatismo socialista presumen. Y al contrario de lo que alegan otros cuantos, los niveles de inteligencia de los pueblos de la Tierra más tienen que ver con lo que hubiese acontecido a sus ascendientes a lo largo de su prolongado pasado prehistórico que con las consecuencias que se puedan desprender de procesos culturales tan recientes como en efecto son los que dieran lugar a lo que conocemos como la civilización. Sin embargo, todo proceso cultural puede influir en mejorar o agravar un proceso biológico. Este es el caso de pueblos que por largos períodos de tiempo se han visto sometidos a regímenes absolutistas, dictatoriales y teocráticos, en los cuales bajo el peso de una corona, el fusil y la religión los individuos ven alienarse sus mentes bajo el opresivo peso del autoritarismo y el terror, que contribuyen a menoscabar su inteligencia.

“El sabio no carece de nada, y sin embargo necesita de muchas cosas; por el contrario, el necio no necesita nada, porque nada sabe usar, pero carece de todo”
Crisipo

1 Comentario

  1. Excelente trabajo. A modo de sugerencia sería bueno agregar sus relaciones con otrods personajes como Sucre y Simón Rodríguez.
    Disfrute de la lectura.


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Visitas

    • 1,829,041
  • PRESENTACION

    Esta Sección complementa la Sección “Bolívar un Enigma Americano” donde se presentan artículos referidos a la magia y el misterio que envuelven la Gesta Libertador de Simón Bolívar. Ambas Secciones constituyen un legado del Libertador, que ahora está al alcance del CIBERESPACIO, para profundizar en la BOLIVARIANOLOGÍA, como yo llamo a esa ciencia inédita que nos introduce en el interesante pasado americano, donde ese venezolano de nacionalidad continental llamado Simón Bolívar, fue el redentor de la extintas civilizaciones americanas, para convertirse en un Mesías que nos trajo, no sólo la libertad, el gentilicio y la nacionalidad, sino la Doctrina de una Religión que profesamos todos los nacidos o asimilados a estas prodigiosas tierras americanas: el BOLIVARIANISMO Por: Jorge Mier Hoffman
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 54 seguidores