VIDA Y OBRA DE SIMON BOLIVAR

Para Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Panamá, Simón Bolívar, más allá el título de Libertador, es el Padre de la Patria, porque gracias a su gesta libertadora, estas vastas regiones, inhóspitas en la territorialidad colonialista que engendró España por casi 300 años, se convirtieron en naciones libres e independientes, con identidad, idiosincrasia, nacionalidad y límites geográficos acorde con su cultura ancestral.

Para toda Latinoamérica, su voz es un mensaje, un aprendizaje y un ejemplo de revolución innovadora; mientras que para el resto del mundo, su doctrina y su ideología es un modelo de revolución que se enarbola para invocar la liberación de los pueblos amenazados por la mano del imperio esclavizante, de allí el título de Libertador que celebran todas las instituciones diplomáticas acreditadas en el planeta.

En bronce, en piedra o en mármol, su imagen está tallada en las principales plazas de las ciudades y pueblos del mundo, para recordar a ese Ser trascendental en toda la historia de la humanidad, puesto que lleva el honorífico e inédito título de LIBERTADOR

Su personalidad cautivó las mentes creativas de innumerables artistas, y comenzó a manifestarse en todos los ámbitos de la cultura, llenando un vacío de ideales, e impregnando una energía glorificante que encendió una llama de independencia, que como un fuego sagrado, consumió una selva sembrada de conformismo y sumisión donde estaba atrapado todo un continente… Todos seguían sus pasos..! Cada batalla, cada discurso y cada decreto, colmaban las primeras páginas de la prensas mundial, quién seguía los pasos del héroe inmortal de la revolución americana, al que todos llamaban LIBERTADOR..!

“El título de Libertador es superior a cuantos ha recibido el orgullo humano. Por lo tanto, me es imposible degradarlo” Simón Bolívar

Tal era la admiración que inspiraba el Libertador, que al igual que hoy los artistas imponen un estilo que todos quieren imitar, Bolívar creó un estilo y una moda que cautivó a hombres y mujeres sin distinción de edad

 En torno al título de Libertador que ostentaba Bolívar, el comercio encontró un jugoso negocio: era común ver a una dama de la sociedad parisiense refrescar su rostro con un abanico multicolor que mostraba la pintura alegórica de su rostro; o sus pinturas, sobre pequeñas placas de marfil montado en filigranas de oro, colgaban de los estilizados cuellos de las damiselas que se paseaban por las calles… Las panaderías vendían panes horneados con moldes de Bolívar, los cuales se pedían así: “Déme un Bolívar de pan”.

En la exclusiva calle comercial Picadilly de Londres, las vidrieras exponían vajillas de porcelana bellamente decoradas con su rostro y el texto “Bolívar El Libertador”… y para las jovenes damas parisienses, nada más glamoroso que abanicarse con sutiles objetos desplegados con la imagende de Bolívar en todo su esplendor..!

Las “Botas Bolívar” fueron las más populares entre los hombres: cuero de cabritilla que como un guante cubrían las piernas hasta las rodillas, tacón alto y alargada en punta cuadrada… y hasta se creó una moda de sombreros que revolucionó el vestir del sexo masculino, puesto que su diseño, en opinión del sexo femenino, inspiraba: virilidad, arrogancia, inteligencia, valor y el heroísmo del hombre personificado en Bolívar, al que las damas idealizaban como el “príncipe de sus sueños”.

Es entendible que en una época de tabú citadino, religiosidad exacerbada, y aburrimiento social, un hombre como Bolívar rompiera todos los estereotipos al mejor estilo de los héroes de las caricaturas, que siempre salía victorioso ante un atentado, una batalla sangrienta, y el fracaso de los imperios militares para derrotarlo..!

Simón Bolívar cautivó las mentes creativas de los artistas que encontraban en los cuadros del Libertador, un rentable negocio ante la demanda que tenían las pinturas de su rostro… Los campos de Daubingy que bordean la cosmopolita París, era el lugar de encuentro de innumerables artistas plásticos, quienes inspirados en esos parajes pintorescos de primavera, se dedicaban a pintar el rostro de Bolívar: de mil maneras, mil batallas y mil ambientes: de perfil italiano, griego, árabe, afrancesado, inglés; en fin, cada artista lo interpretaba en un ideal y un liderazgo de mil formas y mil estilos distintos… Para las féminas, Bolívar idealizaba el hombre de sus sueños; y para los hombres era la personificación de la virilidad… Ya desde el 1° de febrero de 1819, los editores del Colnaghi and Company, expusieron a la venta, en su establecimiento en Londres “Cockspur Street”, los primeras grabados del Libertador realizadas por el artista Bate:

Todos deliraban por el Libertador..! Su revolución fue inmortalizada a la altura de los clásicos antiguos como la Divina Comedia de Dante Alighieri, la Ilíada y la Odisea de Homero, Romeo y Julieta de los clásicos de William Shakespeare, cuyas obras teatrales colmaban de público los mejores salones de Europa… El 11 de septiembre de 1819 se estrenó en París la obra de teatro

“Les Bolivars et les Morillos”, donde se presentaba toda la magnificencia del venezolano: su genialidad para superar imposibles, su firme decisión de luchar por un ideal, la fogosidad que imponía a todo lo que emprendía, la arrogancia de desafiar la naturaleza, al hombre apasionado, al héroe de mil leyendas, y el inmortal de la guerra, pero sobre todo, al que el propio Pablo Morillo, insigne general español, héroe indiscutible contra Napoleón en la guerra de Trafalgar, y enemigo acérrimo de Bolívar, tuvo que reconocer la grandeza del ilustre venezolano, en la oportunidad que lo conoció personalmente… Morillo luego de entrevistarse con Bolívar, meses antes de la batalla de Carabobo, escribió al Rey de España:

“Nada es comparable a la incansable actividad de ese caudillo llamado Bolívar. Su arrojo y su talento son sus títulos para mantenerse a la cabeza de la revolución y de la guerra; pero es cierto que tiene de su noble estirpe española rasgos y cualidades que le hacen muy superior a cuantos le rodean. BOLÍVAR ES LA REVOLUCIÓN”

La obra de teatro en poco tiempo se convirtió en un éxito de taquilla, a la cual asistían personalidades de todas partes, que si bien les era imposible conocerlo en persona, se conformaban con la representación que hacía de él el excelente actor… Tal fue el éxito alcanzado por la obra “Les Bolivars et les Morillos”, que la compañía de teatro organizó giras por otros salones europeos… Si ayer el “Teatro” era el cine de la época, hoy podemos decir con orgullo patrio, que Bolívar también triunfó en la meca del cine, como la película más taquillera al mejor estilo se “Terminador” por Arnold Schwarzenegger.

Mientras en Europa se popularizó su imagen como el héroe del momento y por el cual todos deliraban de admiración, en América el nombre “BOLIVAR” tenía otro significado mucho más subliminal: para los criollos era el salvador, para los esclavos el redentor, para los indígenas el Mesías, y para el común de la gente, el hombre inmaculado de una generosidad infinita, y por ello sus soldados lo amaban con veneración.

Bolívar fue la personificación de los ideales más puros: lo material no le interesaba… no aceptaba sobornos y era incorruptible… no acumulaba riquezas de ningún tipo; y por el contrario las despreciaba… no utilizó las condecoraciones que con justicia se le otorgaba… no participaba en ningún tipo de negocio… su única razón de vivir fue la entrega total por su pueblo:

“Quisiera tener una fortuna material que dar a cada colombiano, pero no tengo nada. No tengo más que un corazón para amarlos y una espada para defenderlos”

La generosidad de Bolívar era tan intensa como su abnegación por un ideal revolucionario: El 6 de noviembre le escribe a Santander la siguiente nota:

“La viuda del más respetable ciudadano Camilo Torres, se halla reducida a una espantosa miseria, mientras yo gozo de treinta mil pesos de sueldo. Sírvase entregar a la señora Francisca Prieto mil pesos de los que a mí me corresponden”

Su única debilidad, la pasión que ponía en todo lo que hacía, inclusive cuando se trataba de conquistar al sexo femenino, cuyas anecdotas son tan interesantes como apasionadas… Es el caso del baile que lleva su nombre, y que se inspiró en una de sus tantas aventuras amorosas… Esta es la Historia:

Bolívar estuvo en Cajabamba los meses de Mayo y Junio, épocas de la “saca de papas” y las “trillas” de trigo, que traducen el colorido folklórico peruano de Cajabamba

Pero ese día fue diferente, ya que el poblado desbordó en fiestas, saraos y comidas en honor al Libertador, en el deseo de sus anfitriones de halagar a Simón Bolívar como invitado de honor.

Nos cuenta Luis Iparraguirre, que en esa actividad estaba la flor y nata de las familias cajabambinas, resaltando entre las damas por su lozanía juvenil y deslumbrante belleza, doña Josefa Ramírez, a quien cariñosamente la llamaban “Chepita”

Mientras Bolívar departía con los hacendados, un grupo de músicos que animaban la reunión, tocaron una alegre melodía que inspiro al Libertador para invitar al baile a la joven Chepita, quien se sintió halagada por el gesto del invitado de honor… Sucede que, en pleno baile, a Chepita se le zafó el diminuto zapato raso, y sin importar lastimarse los delicados pies, siguió bailando, en afán de alagar al ilustre invitado..! Pero el Libertador, ante quien temblaba España y se prosternó la América toda, se hincó de rodilla en tierra y, al ritmo de la música, calzó por su propia mano, abrochando la hebilla dorada, al estilo del cuento de la “cenicienta”, cuyo acto fue aplaudido por la multitud… y para inmortalizar un baile típico de Cajabamba denominado: el Capulí de Bolívar

Mientras en Venezuela se hacía lo imposible por ocultar su obra, ayer, al igual que hoy, los testaferros del imperio impusieron una censura al tema Bolívar

Sólo en los Estados Unidos hoy existen 15 localidades que llevaban el nombre “BOLIVAR”… Para el año de 1815, en Texas, en un lugar tan distante de su tierra natal, ya existía un lugar que llevaba su nombre “Port Bolívar“; la importancia de este hecho geográfico radica en que, por increíble que parezca, en Venezuela, su Patria que le debe a él su razón de existir, no honró su nombre hasta 1846, o sea, 16 años después de su muerte, cuando a solicitud de los habitantes de la antigua Angostura se adoptó el nombre de “Ciudad Bolívar”.

Un hecho que demuestra la grandeza de Bolívar, lo encontramos nada más y nada menos que en la armada norteamericana..!

En 1963, Estados Unidos se preparan a lanzar la nave insignia del poderío nuclear en el mar, con un submarino de alta tecnología cargado con cohetes nucleares. Tan poderosa arma debía ser bautizada con un nombre a la par de esa potente embarcación. Decenas de nombres fueron presentados para su consideración: dioses mitológicos como “Poseidón”… héroes militares como “Alejandro”… aventureros como “Colón”… científicos como “Benjamín”… héroes norteamericanos como “Washington”; en fin, cientos de nombres fueron sugeridos… sin embargo, un nombre logró el consenso de la armada: SIMÓN BOLÍVAR

Cuando fueron consultados los congresante por tan honrosa designación, el argumento fue unánime: El nombre “Bolívar” representaba: liderazgo, inteligencia, valentía, disciplina, sabiduría, e inmortalidad, como el poder de esa arma letal que cambiará el rumbo del planeta… Bautizado el submarino nuclear el 17 de abril de 1963, el USS SIMON BOLIVAR SSBN641 fue lanzado al mar, y retirado el 12 Febrero de 1995, luego de 32 años y 1040 exitosas inmersiones, cuya extraordinaria misión hacía honor al apellido Bolívar, el LIBERTADOR

Bolívar School District
Home of The Liberators

Missouri, es la típica ciudad pequeña del medio oeste de los Estados Unidos. Pero algo sobresale de entre las calles anchas y edificios ordenados geométricamente: la estatua del Libertador de las Américas que preside la plaza principal de este pueblo de unos nueve mil habitantes.

La figura de Simón Bolívar está en todas partes. En los camiones de bomberos y en las sucursales del banco regional, en el logotipo de los equipos deportivos de las escuelas locales y en el nombre del restaurante Simon B’s que sirve Liberator Burgers

Ubicada al sur del estado de Missouri, en las montañas de los Ozark, BOLIVAR no es la única ciudad con este nombre en los Estados Unidos, ya que existen no menos de 42 homónimos. Para 1821 sólo en los Estados Unidos se contaban 15 localidades que llevaban el nombre “BOLIVAR”: 2 Nueva York, 1 Alabama, 1 Georgia, 1 Indiana, 1 Louisiana, 1 Meryland, 1 Mississipi, 1 Missouri, 1 Ohio, 1 Pennsylvania, 1 Tennessee, 1 Texas, 1 Virginia, y Port Bolívar en el condado de Galveston, que desde 1815, fue el primer lugar geográfico que en usó el homónimo del Libertador..!

La primera ciudad con el nombre de BOLIVAR se fundó en Tennessee, cuyos habitantes le pusieron ese nombre al escuchar de la heroicidad del personaje sudamericano, al cual consideraban como la versión Latinoamericana de George Washington.

Descendientes de los fundadores del pueblo BOLIVAR vinieron a Missouri y formaron en 1835 otro pueblo con el mismo nombre “BOLIVAR”

Desde ese entonces, BOLIVAR Missouri ha ido creciendo, convirtiéndose en la ciudad más grande con este nombre en los Estados Unidos y la que tiene más contacto con Venezuela. Desde hace más de cinco décadas, el gobierno venezolano le ha otorgado a la ciudad obsequios como dos estatuas de Simón Bolívar, la réplica de la espada del Libertador y la Orden del Libertador.

El vínculo de este pueblo con su contraparte sudamericano se celebra todos los años en los Días de Simón Bolívar, durante la semana del 4 de julio: “Estamos en contacto con Venezuela todo el tiempo”, dice el alcalde de BOLIVAR, Charles Ealy.

Bolívar de Néstor Melani Orozco

Nadie ha sido magnificado como su persona y no existe prácticamente un lugar del planeta donde no se haya erigido un busto en su honor a su condición de LIBERTADOR Sólo la iglesia en sus distintas versiones, es digna de competir en el respeto y la veneración que se le ha dado a un mortal… En 1983 la UNESCO creó el premio “Simón Bolívar”, como un incentivo de los pueblos del mundo para recompensar una actividad particularmente meritoria que, de conformidad con el espíritu de Simón Bolívar:

Bolívar de Francisco Mier Hoffman

“Haya contribuido a la libertad, la independencia y la dignidad de los pueblos; al fortalecimiento de la solidaridad entre las naciones, favoreciendo su desarrollo o facilitando el advenimiento de un nuevo orden internacional económico, social y cultural”

Premio que irónicamente le fue otorgado, en su acto inaugural, al Rey de España Juan Carlos I, que como se sabe, fue el archienemigo del Libertador Simón Bolívar; acto que pasó desapercibido en la algarabía de una justa celebración por todo lo alto, con la designación de Nelson Mandela para el Premio Simón Bolívar de 1983, por ser el líder revolucionario de los pueblos sometidos de Sudáfrica. Una estrella en el firmamento fue bautizada por la NASA como “Estrella Bolívar”… Montañas, ríos, lagos, y demás accidentes geológicos llevan el nombre “BOLIVAR”… Varias especies de la naturaleza llevan el pronombre “bolivarense” para identificar su descubrimiento, como la variedad de árbol: “Brosimun alicastrum bolivarense”… Con Bolívar surge el único caso, en la geografía universal, que una nación lleva el nombre de su creador: BOLIVIA

El célebre músico francés Darius Milhaud, creó un estilo único caracterizado por el uso de la politonalidad en su obra más espectacular “Opera Bolívar”… En un acuerdo estratégico con China se lanzará un cohete al espacio exterior, para colocarlo en órbita alrededor de la Tierra en el 2008. Este satélite único en su tipo, inmortalizará frente al Cosmos el nombre de un ilustre venezolano de fama universal: “Bolívar El Libertador”

En Internet existen millones de direcciones de “Email” y páginas Web que tienen el nombre “Bolívar”; un record en temas y artículos como ningún otro personaje… No existe en el Planeta un solo lugar donde no esté escrito su nombre; bien sea en una estatua, un monumento o una simple placa que señale el nombre “Bolívar El Libertador”… En la década de los años 32, al paso del alpinista Domingo Peña, una comitiva se dirigió al ” Pico Bolívar” de la Sierra Nevada de Mérida a 5.530 m de altitud, para colocar en las nieves perpetuas un busto a Bolívar El Libertador:

“LIBERTADOR..! la cumbre más alta de los Andes es todavía pequeño pedestal para tu gloria”

Hoy, la historia está llena de un sin número de faraones… conquistadores… emperadores… reyes… presidentes… generales… capitanes… y héroes de todo tipo; pero Simón Bolívar posee el único título que a sólo un hombre se le ha dado en toda la historia de la humanidad: LIBERTADOR..!

Pero a pesar de su obra inmortal y del reconocimiento que los pueblos del mundo le han hecho al Libertador, no por vanidad, sino por la majestuosidad de su inmenso legado, Bolívar tiene sus detractores y de los más furibundos enemigos, que irónicamente conspiran desde la Academia de la Historia de Venezuela, lugar donde surgió La Cosiata, como una conjura de oligarcas, que en 1826 gestó la muerte del Libertador y la desaparición de la Gran Colombia.

En esta Sección presento los trabajos de investigación que he realizado en el campo de la BOLIVARIANOLOGÍA, como yo llamo a esa ciencia inédita, pero de especial complejidad y profesionalización, que ha de dedicarse al estudio sistemático de toda la recopilación que involucró la Gesta Libertadora… Son más de 30 años de dedicación al estudio de las civilizaciones americanas y a la recopilación de los escritos del Libertador, como la fuente fundamental de más de 200 trabajos que publico en esta Sección.

No se trata de interpretar a Bolívar, como lo hacen la mayoría de los escritores..!

Jorge Mier Hoffman

Mi trabajo como investigador en el complicado campo de la BOLIVARIANOLOGIA, definida por mí: como una ciencia especializada en el estudio de  la Gesta Emancipadora Americana en toda la extensión socio-cultural del continente, consiste en ir a la fuente original de la información, es decir, en leer a Bolívar a través de sus Cartas e ilustrar su pensamiento y acción sobre el ambiente actual en que vivimos, cuyo legado nos proyectan en el tiempo y el espacio de una realidad continental, como una ventana del pasado que nos enrumba al futuro del porvenir americano… Como lo ilustró en un bello poema el escritor Guillermo Sherwell:

“El que estudia a Bolívar siente al terminar su tarea, la misma reverencia que se experimenta al dejar un lugar sagrado, donde el espíritu ha estado bajo la influencia de lo sobrenatural y lo sublime”

Autor de 15 libros, Jorge Mier Hoffman, por 28 años, se ha dedicado a la investigación de la vida y obra de Simón Bolívar, con la responsabilidad de ser pariente de Don Joaquín de Mier, que según la historia manipulada, fue el benefactor del Libertador en su postrimería en Santa Marta.

Analista en Sistemas e Informática, Jorge Mier Hoffman es de los pocos especialista, a nivel mundial, en diseño de papel moneda y documentos de seguridad; con el privilegio internacional, de haber trabajado como asesor de Impresión de Valores de Alta Seguridad para American Bank Note Company, Moller & Roter, y American Bank Note Holographics Inc, en Estados Unidos; Boundesdruckerei en Alemania; Thomas de la Rue, y Harrison and Sons en Inglaterra; Thomas Greg and Sons Colombia, Setelipaino en Firlandia, e Interandina Impresora de Valores para Venezuela, encargada de instalar la Casa de Monedas.

Jorge Mier Hoffman fue el creador de la primera imagen holográfica de Bolívar en Documentos Oficiales, y fue designado por el Estado venezolano para diagramar las estampillas conmemorativas a los 500 años del descubrimiento.

Jorge Mier Hoffman es creador de la BOLIVARIANOLOGIA como una ciencia especializada en descubrir la obra inconmensurable de este venezolano de fama universal, que ostenta el único título que se ha dado en 13 mil años de historia ¡¡¡LIBERTADOR!!! Escritor de la Editorial Internacional RANDON HOUSE, desde el 2005 pertenece al staff de historiadores de la cadena de Televisión Internacional THE HISTORY CHANNEL. Productor de la Serie “Cuéntame Venezuela” para YVKE Mundial, “Por los Senderos de la Historia”. En la actualidad es el escritor, guionista y musicalizador de la serie “Un Enigma llamado Bolívar”, galardonada en el 2011 con el Premio Nacional de Periodismo Mención Única Bicentenaria, con la voz del afamado locutor Porfirio Torres.

  • Visitas

    • 1,771,621
  • PRESENTACION

    Esta Sección complementa la Sección “Bolívar un Enigma Americano” donde se presentan artículos referidos a la magia y el misterio que envuelven la Gesta Libertador de Simón Bolívar. Ambas Secciones constituyen un legado del Libertador, que ahora está al alcance del CIBERESPACIO, para profundizar en la BOLIVARIANOLOGÍA, como yo llamo a esa ciencia inédita que nos introduce en el interesante pasado americano, donde ese venezolano de nacionalidad continental llamado Simón Bolívar, fue el redentor de la extintas civilizaciones americanas, para convertirse en un Mesías que nos trajo, no sólo la libertad, el gentilicio y la nacionalidad, sino la Doctrina de una Religión que profesamos todos los nacidos o asimilados a estas prodigiosas tierras americanas: el BOLIVARIANISMO Por: Jorge Mier Hoffman
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 49 seguidores